Reuniones al final de cada día

¿Por qué crecemos y seguimos perfeccionando el servicio?

Todos los días, bajo lluvia, cansados y muchas veces ya a altas horas de la noche nos reunimos, hablamos, debatimos, vemos errores cometidos, compartimos experiencias…

Pero el «secreto» es terminar siempre con una sonrisa. No hay mal que por bien no venga y agrademos el trabajo duro.

Compartir